LLANTA DE CULTO - Del proyecto secreto a la llanta de culto

1978 - El proyecto secreto

La llanta Turbo de RONAL se desarrolló de forma totalmente no convencional para el deporte del motor. El pistoletazo de salida no lo dio como es habitual un acuerdo del Consejo de Administración o del departamento de marketing,  sino que fue fabricada como un “proyecto secreto” con un cierto margen de libertad. La llanta de culto se debe a la iniciativa de Harald Ertl, quien en 1978 ganó el título de campeón de automovilismo con un BMW 320 turbo. Este germano austriaco rondó al entonces director de desarrolló de RONAL hasta que consiguió que diseñara la llanta Turbo de RONAL de tres piezas. Además de la visionaria llanta Turbo, Harald Ertl concibió un vehículo del grupo 5 siguiendo el ejemplo del legendario Lotus Europa. Con este espíritu pionero, tenía asegurada una gran publicidad, con independencia de cuál fuera el éxito que tuviera el Lotus de Ertl.

1979 - En la recta final

En el número de febrero de la revista Rallye-Racing Harald Ertl informaba por primera vez al mundo del motor sobre sus proyectos. Ya en el número de junio, la revista titulaba: “¡AQUÍ ESTÁ!” El nuevo Super Lotus de Ertl. Uwe Mahla presentó el innovador coche de carreras con todo lujo de detalles y en primera línea a los asombrados fans del rallye. Por eso, en la parte visible de las llantas se grabaron los nombres “RONAL” y “RACING”. El vehículo llevaba llantas de 10x16” delante y de 13x19” en la parte trasera. El jefe de desarrollo por fin podía respirar tranquilo. La llanta ”secreta” RONAL Racing acaparó la atención de la prensa especializada y ya no tuvo que volver a esconderse entre bastidores. El 2 y 3 de junio de 1979 llegó el gran momento: la llanta RONAL Racing se estrenó en la carrera de los 1.000 km en el circuito Nürburgring. Entre los participantes se encontraban los principales representantes de los coches de carreras, GT y turismos. Ertl, que durante los entrenamientos ocupó la posición número 19 de salida, demostró el potencial de su modelo. Durante la carrera llegó a ocupar el puesto número 12, hasta que tuvo que abandonar por motivos técnicos.  Pero solo tres meses después Ertl se aseguró la quinta plaza de la División II en Hockenheim en la carrera de la interserie.

1983 - Del circuito a la carretera:  “RONAL RACING” se transforma en “RONAL TURBO”

En el verano de 1983 RONAL empezó a modificar la solicitada llanta RONAL RACING para adaptarla a las exigencias de la carretera. Para alcanzar un funcionamiento y una estructura de costes adecuados, se construyó la llanta como una llanta de aluminio fundido de una sola pieza con una cara visible pulida al espejo de fácil cuidado. En lugar de “RACING” en la llanta se grabó “TURBO”. El nuevo nombre se debía a los radios que en la parte interior de la llanta garantizaban un enfriamiento de los frenos especialmente bueno. Poco después siguieron los tamaños 6 1/2, 7Jx15, 7 y 8Jx16, que se autorizaron en diferentes aplicaciones. 

1985 - El ganador de la prueba

La llanta RONAL Turbo es la protagonista de la portada de la revista “auto, motor und sport” y en la gran prueba de llantas, que dio como ganadora a la llanta RONAL Turbo, se define como la “tecnología del futuro”.

1999 - Nuevo lanzamiento de la RONAL Turbo

En la IAA de 1999 en Fráncfort del Meno RONAL presentó la “nueva” RONAL R10 Turbo. Para poder equipar a los nuevos vehículos de la época con la llanta Turbo, fue necesario darle un nuevo aspecto y realizar cambios técnicos.

2009 - La llanta de culto

25 años después de su comercialización, la llanta RONAL Turbo es desde hace mucho una llanta de culto. Con la R50 AERO-Rad RONAL siguió desarrollando la llanta Turbo para continuar con la llanta de culto a través de un modelo adaptado a las necesidades del tercer milenio.